Sustento Legal

Todos los participantes abren cuenta en una entidad  financiera regulada tienen una cuenta bancaria asignada dentro del sistema financiero mexicano.

Las cuentas están a nombre de cada participante. NO EXISTE CUENTA CONCENTRADORA para evitar mezclar el dinero con otros procesos y clientes de compraventa.

La dispersión del dinero se realiza a través de un Mandato Irrevocable previamente firmado donde FIDO se convierte en Mandatario para la operación.

Los contratos se firman en digital con la Firma electrónica Avanzada para evitar repudio en los documentos y validar la

identidad de todos los participantes.

La entidad financiera lleva los procedimientos regulatorios y verifica los recursos para validar procedencia monetaria legal y anti-lavado.